La Ceremonia

Por: Iván Díaz Llegamos al Mandril a pie. Hace frío, fresca, viento, aguamoco. Adentro es hermoso, tenemos hambre. Pedimos empanada...


Por: Iván Díaz

Llegamos al Mandril a pie. Hace frío, fresca, viento, aguamoco. Adentro es hermoso, tenemos hambre. Pedimos empanadas, nos informan que no hay de capresse y como si mi cerebro no estuviese preparado para la falta de capresse, insisto. Luego de unos segundos de contusión, nos resignamos: jamón y queso, carne y verdura son las titulares y juegan desde el arranque con una cerveza para acompañar la espera. Ahora se puede decir que llegamos.

Es que hoy vinimos a ver: LA CEREMONIA, el suicidio de una idea y la decadencia del poder, interpretada por Tomas Soko y dirigida por Gabriel Paez. Se trata de un delirio tragicómico que nos interpela sobre el derrumbe de las estructuras cuando las ideas son llevadas al límite. Una parodia casi surrealista de las situaciones que acontecen en las esferas del poder. Un universo donde lo cotidiano se altera y el desorden plantea un nuevo paradigma de lo real.

En la platea saboreamos un cóctel explosivo corporal y poético. El actor profundiza en el lenguaje del cuerpo, la gimnasia es su relato. La energía que despliega se sostiene durante toda la función. Las imágenes que se proponen desde el vestuario, la iluminación, la música, construyen un mundo que nos atrapa. En tiempos de teatro dicho, La ceremonia es la reivindicación del teatro como hecho, como ritual. Su carácter comunicativo es tan sensible como incisivo: Nos revela que el poder y el mundo de las ideas juegan en el mismo equipo.

Hay que decirlo, no faltó nadie: la religión como mercancía, como shopping, tomando de su propia agua bendita. Los medios de comunicación representados como bocinas, ¿son acaso esa interferencia entre los cuerpos? Luego de besarnos y besarse, de arrastrase por la oficina, ser pato y gato, luego de asquearse y revolverse, vomitar y volver a tragarse. Ese ser ve la luz antes de la luz: un rapto de conciencia es terminar con una vida inconsciente. Recomiendo que vean La ceremonia, un ritual para celebrar la vida, después de la vida. 

Ficha técnica

Idea: Tomás Soko 
Titeres: Ayelen Allende
Intérpretes: Tomás Soko 
Vestuario: Sandra Szwarcberg 
Escenografía: Ayelen Allende, PiaDrugueri
Diseño de luces: Fernando Cano 
Música original: Santiago Blomberg 
Diseño gráfico: Lisandro Notario 
Co-producción: Galpón De Guevara, Proyecto Migra
Dirección: Gabriel Paez

TEATRO MANDRIL
Humberto Primo 2758, Capital Federal - Buenos Aires - Argentina 

Teléfonos: 4308-6253
 Web: http://www.teatromandril.com
A la gorra: $ 0,00 - Jueves - 22:00 hs - Hasta el 20/04/2017

Relacionado

Todo 2394871887685759848

Publicar un comentario

emo-but-icon

Seguinos

Lo más visto

Visitá También

.

Text Widget

Connect Us

item