Relato de un genocidio anunciado

Miércoles 3 de Junio - #NiUnaMenos Texto: Juan Cruz Guido I. - "Escuchame una cosa, pelotuda, el que mantiene esta casa s...

Miércoles 3 de Junio - #NiUnaMenos




Texto: Juan Cruz Guido

I.
- "Escuchame una cosa, pelotuda, el que mantiene esta casa soy yo, el que sale a laburar todos los días soy yo. ¿Vos que haces? Te rascas la concha todo el día y charlas con tus amigas, una más forra que la otra, sobre pelotudeses."

- "¿Que amigas? No tengo amigas, no me dejas salir, no tengo vida desde el maldito día que te conocí."

- "Ahora si te pasaste, puta de mierda"

Él estiró violentamente la mano sobre su cuello. Ella intentó soltarse pero él alcanzó a neutralizarla y acogotarla.

- "Ahora me vas a escuchar, puta de mierda, forra.. Ahora me vas a escuchar."

---

II.
- "¿¡Que paso, Cami!?"

- "Nada, otra pelea con Gastón." dijo Camila, mientras continuaba cebando el mate.

- "Cami, no podes seguir así, lo sabes, ¿no? Esto tiene que parar. No te mereces vivir así, nadie se merece esto."

- "Ya se, pero hablas como si fuera tan fácil. Estoy esperando un hijo de Gastón. Me guste o no, es el padre que elegí para mi hijo. Yo no tuve viejo, vos lo sabes. No quiero que mi hijo sufra lo que yo sufrí."

- "Es una locura lo que decís, lo vas a condenar a vivir en un ambiente así… ¿Vos realmente querés que tu hijo te vea así? ¿Esto te parece normal? Ya se que lo amas, que es el padre de tu hijo, pero Gastón es un animal. No lo necesitas, Cami, vos eras alguien antes de Gastón y lo vas a seguir siendo después."

- "Mira, se que lo que me decís, me lo decís porque me queres. Pero no te voy a dejar que le faltes el respeto a Gastón, y menos en su casa… Quiero que te vayas, de verdad, quiero estar sola."

- "Cami, no seas así. Mira tu ojo, por favor"

- "Andate, te lo pido por favor, andate..."

Las lágrimas ya empezaban a correr por sus ojos.

- "Cami..."

Camila seguía mirando fijo el marco de la puerta que sostenía abierta.

Cruzaron miradas y Daniela se despidió con un beso.


- "Te quiero, Cami. Sabes que podes contar conmigo"

- "Ya se, Dani, perdón. Quiero estar sola"

---


III.
- "Ya llegué..."

Las palabras retumbaban en la oscuridad de aquella casita que el padre de Gastón les había regalo luego de su casamiento. Ellos todavía seguían viviendo en el barrio que los había visto enamorarse por sus esquinas suburbanas.

- "¿Donde estas, mi amor?"

La oscuridad de la casa parecía aumentar el eco de las palabras.

- "Amor..."

Gastón abrió la puerta del baño. La sangre llegaba hasta la puerta, Camila yacía acostada sobre la bañadera vacía.

- "¡¡¡Camila!!!"

Intentó despertarla con respiración boca a boca y mojándola con un poco de agua.

- "Mi amor..."

La sangre llenaba la bañadera haciendo un gran charco de sangre.

- "¿¡Que hiciste, mi amor!?"

Ahora Gastón lloraba contra el pecho frío de Camila.

- "¿¡Que hiciste, mi amor!?"

Su panza de cuatro meses ya no latía, ya no pateaba, ya no vivía.

Una caja rasgada de prestobarba, un sinuoso camino de sangre y el brazo inerte de Camila.

Un aborto casero, una hemorragia interna, dos muertes en un mismo cuerpo.

---


#NiUnaMenos

Relacionado

Todo 212336955040798868

Publicar un comentario

emo-but-icon

Seguinos

Lo más visto

Visitá También

.

Text Widget

Connect Us

item