Teatro Ciego: Holofonía

Por: Nicole Navarro Apenas llegamos ya había gente escuchando el DISCO HOLOFÓNICO de Hugo Zuccaneli “aldebarán”. Ojos cerrados, placer...


Por: Nicole Navarro

Apenas llegamos ya había gente escuchando el DISCO HOLOFÓNICO de Hugo Zuccaneli “aldebarán”. Ojos cerrados, placer en sus expresiones. Con una energía despampanante, Hugo, organizando por su cuenta la entrada, nos contó sobre el trabajo de toda su vida: La holofonía. Enumerando los nombres de numerosos artistas del panorama internacional: Pink Floyd, Michael Jackson, Michael Bay y Bjork, entre otros.

Sonidos circundantes de objetos como tijeras, secador de pelo, fósforos, cinta adhesiva, unas abejas dando vuelta, pajaritos etc. Qué podía uno identificar más o menos el recorrido que hacía el sonido en nuestra cabeza. Únicos. Confeccionados en 2007 luego de una estadía en prisión de su inventor, Hugo .

Se apagaron las luces una por una... Ya inundados en la oscuridad procedió a preguntar qué volumen queríamos y tal cuál alguien imagina al Mago de Oz en película, se escabulló tras bambalinas con su pequeña linterna. Sobre los parlantes, estos eran dos, uno de cada lado, gigantes, de cuatro metros de altura.

Pink Floyd sonó, como nunca lo había percibido antes. Según decía Hugo, íbamos a escuchar cosas que no habíamos escuchado antes, podríamos pensar que hay alguien caminando por la habitación, susurros, ni el mismísimo Roger Waters lo había escuchado con tanta claridad.

Debo confesar que la oscuridad me generó inquietud al principio. Cuando comenzaron las hermosas melodías de Pink Floyd que, en lo personal, las escuché con más intensidad días antes de la función, sonaban nítidas y, particularmente, sedantes. Tal como en un sueño, pasé los 40 minutos reviviendo momentos como “Money”, escuchando las voces de Roger y Gilmour como nunca antes y sentir como venían hacia mí de dos lados diferentes de la habitación. Excitante. Cada instrumento definido por su propio sonido, parecía que estaban tocando enfrente tuyo, hablando casualmente, caminando por el lugar. Una experiencia perceptiva.

Las campanas y los timbres de “Time” como jamás me habían torturado la cabeza, los sentía totalmente dentro de ella. Hugo había mencionado antes de la función sobre un experimento que hacía a veces, poner PLAY a la grabación de ABEJAS y hacer que todos en el salón señalen el recorrido de la abeja. Explicó que sirve también para formar números y letras.

Por el efecto del algoritmo “cetera”  según cuentan en la experiencia del “Virtual Barber Shop, donde en cierta controversia con la explicación de Hugo Zucarelli, ellos usan Sonidos Binaural y obtienen la misma o con similitudes la experiencia del reconocimiento espacial a través de sonidos.

“Recreación sensorial a través de narraciones literarias ambientadas con sonidos holofónicos” Nosotros diríamos a través de canciones en este caso… sí ambientadas con sonidos Holofónicos. Así que es una muy buena experiencia para poder en jaque nuestro cerebro, con alucinaciones sensoriales de sonidos. 

Al mismo tiempo, también tienen un uso desde el lado de la musicoterapia y para técnicas de meditación y estimulación con distintos fines, en el área más holística. Tal como dije antes, el “sueño” en el teatro ciego, es una invitación a estimular sonoramente nuestro ingenio y sentidos, es sedante para algunos, inquietante para otras. Una experiencia linda para compartir con quienes aprecien el instante de la música.

En lo personal lo disfrute mucho. Un lindo paseo por Abasto.

Relacionado

Todo 7691587985411064048

Publicar un comentario

emo-but-icon

Seguinos

Lo más visto

Visitá También

.

Text Widget

Connect Us

item