Cinthia interminable

  Pequeña semblanza de una familia tipo americana  Por: Tomás Grounauer Con una foto viva de ellos conocemos, apenas entrados ...

 Pequeña semblanza de una familia tipo americana 

Por: Tomás Grounauer

Con una foto viva de ellos conocemos, apenas entrados a la sala, a la familia Haber. Sentados los a la mesa señorial están el padre, su mujer y sus dos hijos, vestidos a la manera de una familia aristocrática de EEUU en los años 50. La única voz que se escucha es la del patriarca, Alfred Haber, los otros tres quedan a la sombra de sus reclamos a viva voz y de sus máximas. A Margaret y sus hijos Cintia y Sebastian los recorre la tensión de lo no dicho, las voluntades silenciadas por el siempre estruendoso Alfred.

Hay algo oscuro en todos ellos, un presagio perpetuo de tragedia, la bomba hitchcockeana debajo de la mesa a punto de explotar. Alfred es omnipresente, y el que literalmente maneja los hilos y movimientos de la familia. Carga sobre sí con todo el poder pero también con el resentimiento de los otros miembros; especialmente de Margaret, mujer cuyos pensamientos se escuchan en off con la despersonalizada voz autómata de una locutora de GPS.

¿Cuánto falta para que se desencadene la catástrofe familiar, apenas postergada por los gritos de “orden, método y disciplina” de un padre desequilibrado?

“Cinthia interminable” es un proyecto ganador de la Bienal de Arte Joven 2013 en la categoría Artes Escénicas, con la tutoría de Carlos Casella y Marcelo Savignone, una apuesta a la experimentación con el lenguaje del teatro físico. Su tensión dramática pasa en gran medida por los silencios, no menos siniestros que el martirio verbal a la que el padre somete a su familia (en un castellano neutro a la manera de los doblajes mexicanos). Los amantes de la narrativa y el desarrollo de personajes quizás queden desconcertados con “Cinthia…” siendo que no se trata de una historia donde haya un argumento que se complejice o evolucione. La obra más bien apuesta a  cuadros donde el eje pasa por generar tensión, sostenerla, y no terminar de descargarla.

Es para destacar el logrado trabajo en el diseño de arte y vestuario a cargo de Ezequiel Galeano, tanto como la coordinación física de los actores. El personaje de  Alfred está protagonizado por el polifacético e incontenible Eric Taylor (Eric Mandarina), quien guía las acciones coreográficas del grupo, y logra un efectivo uso de la “cámara lenta”. El planteo de la obra ubica a Margaret y sus dos hijos en cierto  lugar de complemento suyo, aunque se intuye la intensidad actoral de Marysol Benítez.

Como cierre, la canción clásica “Mr Sandman”, de The Chordettes, aporta la irónica pátina final sobre este sueño de familia ideal convertido en oscura pesadilla.

Ficha técnica

Dramaturgia: Marysol Benitez, Germán Botvinik, Juan Coulasso, Juan Fernández Gebauer, Gulliver Markert, Eric Taylor, Jazmín Titiunik
Actúan: Marysol Benitez, Germán Botvinik, Juan Fernández Gebauer, Eric Taylor
Caracterización y Maquillaje: Ana Sol García Dinerstein
Diseño de vestuario y Dirección de Arte: Ezequiel Galeano
Diseño de luces: Mariano Arrigoni
Diseño sonoro: IgnacIo SepúlVeda
Realización de escenografia: Marcos Berta
Realización de vestuario: Silvana Diachenko, Patricia Terán
Fotografía: Akira Patiño
Asistencia de dirección: Gulliver Markert
Prensa: Marisol Cambre
Producción ejecutiva: Luciana Martinez, Gabriela Paolillo
Dirección: Juan Coulasso y Jazmín Titiunik


BECKETT TEATRO
Guardia Vieja 3556 - CABA
Sábados - 20:30 hs

Relacionado

Todo 8619341878582906624

Publicar un comentario

emo-but-icon

Seguinos

Lo más visto

Visitá También

.

Text Widget

Connect Us

item